miércoles, 10 de enero de 2018

Trastornos de Ansiedad y las Elecciones


Decía Jean Paul Sartre, otro de los representantes del Existencialismo: “El hombre está condenado a ser libre”... pues, es libre de actuar y definirse constantemente, pues esto es inherente a su condición humana, pero está obligado a elegir permanentemente dentro de esta libertad. Quizás la frase más correcta para no entrar en discusiones psicoanalíticas que también para mi, tiene su parte correcta o mejor dicho ante ciertos inconvenientes o problemas inconscientes hay muchas veces que no se puede ser libre; entonces la frase parafraseada seria "El ser humano está condenado a elegir", incluso en las adversidad o en situaciones que no puede hacer nada, puede elegir qué postura tomar diría Víctor Frank. También podríamos decir que No existe el azar, existen las elecciones porque hay giles que tienen suerte y no saben aprovecharla. No obstante Todo no se puede y no hace falta hacer psicoterapia clínica con neuróticos para escuchar que grandes problemáticas de muchas personas tienen algo o todo que ver con querer abarcar con todo, y justamente como diría el dicho popular: "El que mucho abarca, poco aprieta", pero mas allá que poco apriete, que haga puros desastres en todo lo que intenta hacer o no haga "buenos trabajos", también por querer abarcar con todo se enferma. De hecho la ansiedad es fácil notarla en una sesión de terapia en estos sujetos por su discurso, sus acciones o simplemente sus dibujos que por lo general también se nota que quieren abarcar con todo, no dejando casi espacios blancos en la hoja. Todo depende el caso, por supuesto, pero en la vida cotidiana lo solemos ver constantemente...los trastornos de ansiedad, las enfermedades psicosomáticas, los complejos de superhombre o mujer maravilla, los trastornos de déficit de atención e hiperactividad en los niños,los ataques de pánico, incluso la presión alta, los acá y ataques cardíacos, las relaciones enfermizas, las infidelidades, los adictos al trabajo, los ermitaños, las depresiones encubiertas, etc. Sin embargo todo esto refiere a un tema que Freud le llamaba, la castración...es decir castración básicamente refiere al Todo no se puede, hay límites humanos se quieran aceptar o no, y hay que elegir porque todo no se puede. A cada sí, hay un no, y al haber un no, hay una renuncia que es lo que cuesta diría Irvin Yalom. Porque cualquier cambio, incluso de esos para mejorar, va siempre acompañado de molestias y renuncias. Además imagínense si un cirujano podría ser eficiente operando tres cirugías a la vez, lo mismo sucede con nuestras relaciones afectivas, nuestra familia, nuestro trabajo y profesión; por lo que concuerdo con una reflexión de AnatomysGreys que decía: "Para ser realmente Eficientes hay que eliminar lo que no funciona, hay que Decidir qué es lo importante y aferrarse a lo que más nos Interesa". Y pongo la siguiente imagen ya que estamos hablando de temas médicos y claramente está relacionado con lo psicológico y popularmente llamado "estrés". Para finalizar dejo estas líneas del filósofo danés respecto de las elecciones pero que referiría más a la personalidad de cada individuo: "Decía Soren Kierkegaard: "La pureza del corazón es querer una sola cosa...lo común, lo "normal", lo masivo y alienante es querer muchas cosas, estar desperdigado entre miles de amores, afanes, adhesiones, quereres, devociones, anhelos y, en fin, ese mar de objetos y sueños que nos van tironeando del alma en distintas direcciones. Lo normal es la fragmentación, producida por las pluralidades de quereres. Tanto querer consecuentemente, acarrea una minimización del ser. Mas cosas queremos, menos somos. La multiplicidad de amores o adhesiones lleva implícita la fragmentación del ser y su empobrecimiento como unidad, como individuo. "Individuo “es lo que ya no se divide. Hay que querer una sola cosa, sugiere sencillamente Kierkegaard. En la unicidad del querer se plasma la unicidad del individuo y se ratifica su esencialidad".

No hay comentarios: