sábado, 12 de enero de 2013

Instinto de Comodidad

La cantidad de cosas por las que te quejas determinan tu inmadurez mental...hay que hacerse más cargo de las cosas y menos problemas, es decir quejarse es una posición cómoda...pero hay que dejar de ser una niña malcriada. Nacemos en la comodidad, no hicimos ni el más mínimo esfuerzo para venir a este mundo, y pasamos toda nuestra infancia siendo atendidos por otros, dejando que otros vivan para satisfacer nuestros deseos, mejorar nuestra comodidad; sin hasta quizás merecerlo nos atienden, nos aman sin esperar nada a cambio. Crecemos un poco aprendemos a caminar y andamos por la vida sonriendo y felices hasta que nos tropezamos, tenemos hambre, sueño o un capricho y lloramos e nuevamente somos atendidos para la satisfacción de nuestros deseos. Ahora ser adulto es ser un bebé envejecido que anda caminando sonriendo por la vida hasta que se tropieza o no le dan el gusto en algo y llora; con la diferencia que rara vez alguien nos atiende, entonces nos las tenemos que arreglar solos o esperar como inútiles malcriados anda saber cuanto que alguien nos venga a rescatar. Entonces el instinto de comodidad(invención mía perdón?) sería esa tendencia innata que tenemos desde que tenemos memoria; quizás como regalo o nos malacostumbraron ya en nuestros primeros años de vida quienes nos criaron pero eso no es excusa para no hacerse cargo de las cosas y realmente madurar. Ahora en casos melodramáticos el querer matarse más que Pulsión de muerte como diría Freud, más que tendencia enferma innata del hombre; es en realidad el mayor instinto de Comodidad del hombre; la tranquilidad donde va desaparecer el estrés, presiones, dolores, etc...o sea la comodidad es sinónimo de inmadurez, vagancia, poca creatividad y sobre todo falta de sentido, misión de vida, ninguna por suerte insolucionable.
En planos el autoboicot el instinto de comodidad es el as de espadas ya que todo lo que conlleve esfuerzo aunque para nuestro bien tratamos de evitarlo; si otro puede facilitarnos las cosas mejor y si es necesario enojarse con el otro porque no satisface nuestros deseos o sobreexplotarlo en caso que sí entonces quizás se efectuara. Depender de otros debería ser un complemento, no Tormento. Es por ello también que la cantidad de expectativas que sobreexigis sobre los demás es proporcional a la poca que tenés sobre vos mismo… Exigir de los demás lo que no nosotros no podemos hacer...es un estilo irónico de vida. Un gran sinónimo de autoboicot es cuando no tenés ganas de hacer cosas que sabes te harían bien y poner de excusas tus desganas; hacelas igual. Y el lema de los cómodos es: no importa si nos volvemos unos inútiles o y dependientes “la comodidad es la comodidad”…por más que sepamos que todo lo realmente bueno es trabajo. Luchar contra el autoboicot es un trabajo constante y Trabajo lo que se dice trabajo es automejorarse a uno mismo...lo demás son apariencias accesorias.

2 comentarios:

M dijo...

eres psicóloga, cierto?

DesvariadaIrracional dijo...

No ojalaá me falta, soy estudiante de psicología...ende si busco trabajo en la rama;).